miércoles, 22 de julio de 2009

Corpiños

En fin, es una opción más a la hora de elegir la ropa interior, y de calentar los corazones en invierno. Los que busquen soporte o funcionalidad seguramente no la elegirán, quienes busquen una imagen delicada o les guste andar en ropa interior por su casa inclusive en invierno, quizás se animen a probarla.


Corpiños y corsés a lo Dita Von Teese made in Spain

Por casualidades de la vida, un amigo de un amigo que me habla de… he descubierto que entre Maya Hansen y yo se cumple La Teoría de los Seis Grados de Separación. ¿Quién es Maya Hansen? Pues una genial diseñadora madrileñaapasionada de la corsetería. Sus creaciones son sensuales, con detalles cuidados y se nota que detrás hay un gran trabajo profesional.

He entrado en su web y he visto piezas realmente interesantes. Maya es la chica de la foto de arriba, ¿una auténtica preciosidad, verdad?

Si te gusta el estilo Dita y de las pin ups, que tanto se lleva ahora, ya sabes a quién recurrir.

Para una atención personalizada puedes pedirle una cita por mail para ir a sushowroom en Madrid, podrás crear un corsé único, también hay varias tiendas en las que venden sus creaciones como Rara Avis(Pelayo, 7, Madrid). De todo te informan en la web.

Los precios están entre los 100 y los 200 euros, según el modelo.

Maya se está haciendo un hueco en este competitivo mundo de la moda y según mi humilde opinión creo esta chica va a dar que hablar













Para celebrar los 100 años del corpiño, Undercolors of Benettonquiere rendir un homenaje a esta prenda con este modelo especial, bien abrigadito: Wool Up. No se si será cómodo pero al menos es atractivo, más que nada ahora que en Buenos Aires nieva.

Imagen activa

Undercolors of Benetton reconoce que el corpiño es bastante controvertido, que recibe elogios como factor de seducción y también muchas críticas de distintas partes de la sociedad. Pero el homenaje se debe a que, para bien o para mal, se ha convertido en una prenda fundamental en el guardarropas femenino, y por eso ha dejado de ser sólo ropa interior. Esto es innegable; no es el caso de este modelito pero hoy en día la ropa interior cobró importancia hasta como accesorio que marca el estilo.

Si en el pasado se hicieron corpiños de algodón, lycra, seda, jersey, encaje y hasta con aplicaciones de cristales, Benetton le aplica lo mejor que tiene que es su lana (que por lo que tengo entendido gran parte de ella se “cría” en el sur Argentino) y una fibra suave de angora llamada “cachemirette”, además de breteles de satén ajustables. A diferencia de la colección de indumentaria de Benetton, que mucho no me gustó este año por sus colores, wool up me pareció super delicado y acertado en los tonos (crema, blanco y violáceo), aunque dudo que sea muy confortable.

Para variar digamos, esta es una edición limitada que se consigue sólo en algunos locales selectos de Undercolors of Benetton, junto con el resto de la colección de lingerie de Otoño/Invierno 2007/08.

En fin, es una opción más a la hora de elegir la ropa interior, y de calentar los corazones en invierno. Los que busquen soporte o funcionalidad seguramente no la elegirán, quienes busquen una imagen delicada o les guste andar en ropa interior por su casa inclusive en invierno, quizás se animen a probarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada